Skip to content

Materiales alternativos de fabricación de bolsos y telas

Desde hace años a nivel global existe el interés y la necesidad de utilizar alternativas ecológicas en todos los ámbitos, buscando mejorar el impacto ambiental y crear consciencia en los consumidores.

En el mundo de la moda esta inclusión se ha ido fortaleciendo cada vez más en los últimos tiempos, basándose en cambiar procesos de fabricación y materias primas. Para la fecha se han desarrollado nuevas telas y popularizado varios tipos de telas ecológicas ya existentes, el avance es tal que vemos reemplazos a materiales como el cuero con apariencia similar creados a base de plantas o desechos de frutas, dejando de lado en todo este tipo de textiles el maltrato animal y la utilización de compuestos químicos como plaguicidas debido a su amplia resistencia,  dando paso a productos eco-friendly y en algunos casos biodegradables.

¿Qué hace a una tela ecológica?

Para que una tela sea considerada ecológica debe tratar de cumplir ciertas normas en su fase de producción.

  • Hacer uso de los recursos naturales de forma consciente
  • Reciclar agua
  • Eliminar o minimizar el uso de procesos químicos
  • Reducir el impacto en el ambiente
  • Utilizar recursos hidropónicos
  • Minimizar la cantidad de energía necesaria en la elaboración

Materiales alternativos para telas en la actualidad

A continuación haremos un listado de algunos de los materiales utilizados para la creación de telas ecológicas hasta el momento.

Algodón orgánico

Es el material básico por excelencia en estos procesos de elaboración, la ropa confeccionada con este tejido da sensación de comodidad y son frescas. Aunque requiere de mucha agua para el cultivo, puede usarse luego en la producción de otros materiales. Este tipo recibe poco tratamiento químico agresivo.

Lino

Se compone principalmente de celulosa al igual que el algodón pero es el doble de resistente, por su capacidad de absorción y de conducción del calor es excelente para prendas de verano.

Bambú

Es un material sumamente noble, de rápido crecimiento y no requiere de químicos, aunque se puede tratar con sustancias poco nocivas para darle características especiales. El material es considerado hipoalergénico y suave. Con apropiado tratamiento posee propiedades antibacterianos y es posible realizarlo de una gran cantidad de especies de bambú.

Cáñamo

Es otra opción que por su estabilidad permite la confección de prendas mucho más duraderas que el clásico algodón pero manteniendo la misma suavidad y comodidad. La versatilidad y beneficios del cultivo de esta planta se conocen desde la antigüedad, sin embargo, la similitud con su pariente alto en THC (Marihuana) ha dificultado su uso en muchos países.

Yute

Es una fibra que hemos visto usarse desde hace muchos años, se realizan con este cuerdas, alfombras y distintos tejidos, un aspecto característico de él es que es biodegradable.

Corcho

Ya habíamos visto el uso de este material en suelas de zapatos, y bolsos de corcho. Este es también una buena opción como tela vegetal y ayuda a la conservación del alcornoque por el tiempo de regeneración que requiere. Se utiliza una materia prima sin destruir el árbol del que se extrae pues la corteza es la materia prima. Fomenta la forestación.

Cuero de hojas de teca

A partir de la hoja de teca conseguimos un invento maravilloso, la tela visualmente es una combinación entre el cuero y el papel y posee buena resistencia, suavidad y una textura muy interesante y deseada para la nueva industria textil.

Cuero de champiñón

Permite conseguir un tejido que se asemeja a la piel de serpiente o de vaca de forma vegana, más rápida y sustancialmente más económica. Esta materia prima puede ser cultivada en desechos o subproductos de otros productos orgánicos y abre una oportunidad de confecciones resistentes con aprovechamiento total de recursos.

Coco

Este es uno de los ejemplos donde los desechos de una fruta son la materia prima, específicamente utilizando la parte fibrosa de la cáscara del coco se puede formar una tela resistente y fuerte, excelente forma de reciclar. Algo usualmente dejado de lado es pensado para su total aprovechamiento y contando la producción para consumo y fabricación de aceites, esta materia prima es accesible.

Cuero vegetal de fibra de piña

De todos los materiales mencionados este se ha convertido en uno de los más populares y usados a nivel mundial, se da a conocer con el nombre de piñatex, este cuero se forma utilizando los sobrantes de hojas de piña en el proceso de cosecha, dando como resultado un tejido de malla versátil y flexible con lo que no sólo se reducen los costos impresionántemente sino que se demuestra todo un mundo de posibilidades en el área textil y se abre la puerta a miles de invenciones. Actualmente con piñatex se hacen bolsos, forros, zapatos, ropa, en fin cualquier cantidad de accesorios con la apariencia del cuero y ninguno de sus efectos adversos para el medio ambiente y quienes aquí vivimos.

Palabras finales

La lista de materiales y opciones de tejidos orgánicos es larga y sigue creciendo, a medida que esto continúe sucediendo podremos ver cambios importantes en la industria de la moda y beneficios trascendentales para la sociedad en general. Muchas tiendas de renombre ya están incluyendo en sus colecciones prendas y accesorios elaborados con materiales vegetales e incluso creando líneas dedicadas únicamente a esta nueva ideología.

Para generar el cambio hay que utilizar y comprar estas alternativas, para que el mercado crezca y facilite encontrarlos e invertir en ellos.